Noticias

Ultimas Noticias
Evitar Rozaduras en Zapatillas de Lona

Evitar Rozaduras en Zapatillas de Lona

Hay veces que estrenar zapatillas de lona se convierte en un auténtico infierno. Existen ocasiones en los que una silueta extremadamente ceñida hace rozaduras en los pies y, evidentemente, es una sensación muy molesta.

Pero no te preocupes, es algo que nos ha pasado (y pasará) a todos los que estamos en este mundillo. Muchas veces las prisas se convierten en malas compañeras de viaje a la hora de comprar un nuevo par y, a pesar de probarlas en la tienda, es cuando nos disponemos a vivir esa placentera sensación de estrenarlas que el tormento llega a nuestros pies.

Pero como decimos, no debes agobiarte, es una sensación que se repite día a día. Tal es así que una firma de primer nivel como Vans ha lanzado una guía para ensanchar las zapatillas de lona plagada de consejos y trucos que os explicaremos para que las rozaduras no se conviertan en vuestro peor enemigo a la hora de estrenar calzado. Porque, en este caso, el roce no hace el cariño

La idea de Vans es conseguir el “ajuste perfecto” de tus zapatillas. Son habitualmente las Vans Old Skool o las Vans Slip-On las que provocan este tipo de molestias, algo de lo que podrás olvidarte si sigues los consejos que la firma estadounidense nos ofrece.

Para la primera de las propuestas que desde Vans nos hacen nos hacen falta unos calcetines viejos y gruesos. Deberemos ponérnoslos y, después, calzarnos nuestra nueva zapatilla y atarla (si hubiera que hacerlo), como si de un uso normal se tratara, para hacer que los materiales se aflojen un poco. Los californianos nos dicen que prolonguemos este proceso durante un par de horas y lo repitamos tantas veces como creamos necesario sin, eso sí, dar de sí excesivamente la lona. Todo en su justa medida.

Otra propuesta que nos hacen desde Vans consiste en rellenar la zapatilla para hacer que los materiales se estiren. O papel de periódico hecho bolas o calcetines enrollados pueden servirte para tal efecto. La recomendación es que lo dejes así durante toda la noche y, al día siguiente, compruebes si ya tienes la zapatilla a tu gusto. En caso de que no, deberás repetir el proceso.

Para los últimos consejos caseros, debemos aplicar frío o calor. La primera propuesta que nos hace Vans es utilizar una bolsa zip rellena de agua (y correctamente cerrada), colocarla dentro de las zapatillas y, luego, meter ambos en el congelador. De esta forma, los materiales se estirarán. Para la segunda opción necesitarás una fuente de calor, tipo secador, para llevarla a cabo. Consiste en calzarse la zapatilla con unos calcetines gruesos y, a la par que se aplica el calor, ir moviendo el pie dentro para dilatar los materiales.

Utensilios para ensanchar las zapatillas
También existen algunas herramientas para conseguir que tus zapatillas no te hagan rozaduras. Aunque en este caso, no todos tenemos los utensilios para llevarlo a cabo, por lo que deberías comprarlas. Por ejemplo, hablamos de distintas hormas (de bola y anillo o de dos vías) que te permitirán lograr el ajuste deseado de tus nuevas sneakers.

(Fuente Vans)

Noticias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *