Noticias

Ultimas Noticias
La Alimentación de los más Pequeños en el Confinamiento

La Alimentación de los más Pequeños en el Confinamiento

Cuidar la alimentación de los más pequeños en tiempos de confinamiento es una cuestión que requiere la máxima atención por parte de los padres.

Para ello es necesario contar con una buena planificación que debe empezar en el momento de hacer la lista de la compra.

Debido al confinamiento al cual nos somete el estado de alerta ante la pandemia de coronavirus, debemos prestar aún más atención a detalles que, en el día a día, quizás nos pasan un poco más desapercibidos. En este sentido, muchos niños que suelen comer en el colegio, lo hacen estos días en sus propias casas.

Y ello requiere de atención especial por parte de los progenitores, además de una planificación concreta y necesaria. Una planificación que, por cierto, empieza desde el primer momento en el que hacemos la lista de la compra.

La cuarentena que viven todos los españoles durante estos días ha provocado que algunos de ellos se vean obligados a readecuar en gran manera su día a día. Son muchos los padres y madres que debido a su jornada laboral deben dejar a sus hijos e hijas a comer diariamente en el centro escolar. Y estos días deben adoptar un papel al que están poco acostumbrados.

PLANIFICACIÓN FUNDAMENTAL
En este sentido, desde la Sociedad Española de Ciencias de la Alimentación (SEDCA) han elaborado una serie de consejos básicos para planificar la compra, la organización de nuestra despensa y, lógicamente, el plan de menús para toda la familia.

Está claro que este proceso de adecuación será un poco más arduo en el caso de las familias que no suelen comer todos juntos en la franja del mediodía. No obstante, hay que ver esta situación como una oportunidad de crecer, a la hora de tener que plantearse el menú familiar cada día.

Así las cosas, la SEDCA recomienda llevar a cabo una lista previa de la comida que hemos planificado con anterioridad. Todo ello con el objetivo de evitar, en la medida de lo posible, demasiados viajes al supermercado y tener las previsiones necesarias para llevar a cabo los menús diseñados, basándonos en una alimentación saludable, equilibrada y variada. Esto es, los preceptos que persigue dicho organismo.

ALIMENTOS INDISPENSABLES
Teniendo en cuenta esto, hay una serie de alimentos básicos que debemos tener en casa para preparar los diferentes ágapes. Son los siguientes:

  • Verduras y hortalizas: podemos optar por verduras congeladas (conservan la misma calidad de nutrientes que las frescas) y también conservas de verduras (eso sí, deberemos tirar el líquido que incluye la conserva y, posteriormente, lavarlas con agua para reducir la sal que incorporan para su buena conservación).
  • Fruta: hay consumir fruta a diario, a poder ser entre 2-3 piezas por persona. Por lo tanto, hay que ser previsores cuando vamos a la frutería o al supermercado a adquirirlas.
  • Legumbres: los estantes de este alimento quedaron casi vacíos en el primer momento de declaración del estado de alarma. Y es que puede ser el producto básico más importante durante todo este período de confinamiento, tal y como defiende la Sociedad Española de Ciencias de la Alimentación. Hay que tener en cuenta que las legumbres son una fuente excelente de proteína vegetal, además de incorporar también infinidad de vitaminas, minerales, fibra, entre otros varios nutrientes. Al mismo tiempo, se trata de uno de los alimentos que mejor se conserva durante estas fechas, ya que podemos optar por botes de legumbres en conserva o congeladas. Su preparación hasta llegar al plato suele ser simple y rápida.
  • Fruta seca y semillas: como siempre, se trata de una gran opción para picar entre horas, cuando tenemos hambre y queremos saciarnos de forma sana y equilibrada.
  • Carne, pescado, huevos y marisco: son alimentos de origen animal. Desde la SEDCA, en este sentido, aconsejan que los adquiramos con conciencia. Sin llevar a cabo un aprovisionamiento masivo, ya que corremos el peligro -nunca deseable y aún menos en esta disyuntiva- de malgastarlos. Como en el caso de las legumbres, una opción fácil para evitar su desperdicio es apostar por latas en conserva de pescado al natural o en aceite de oliva virgen. También latas en conserva de marisco, que son una fuente de proteína excelente.
  • Lácteos: leche, yogures y quesos son alimentos indispensables para los más pequeños en concreto y para toda la familia en general. Eso sí, debemos fijarnos bien que no incluyan azúcares añadidos.

ALIMENTOS A EVITAR
Los alimentos de origen industrial deberían estar siempre fuera de cualquier dieta equilibrada. Y más aún en el caso de los más pequeños de la casa, por mucho que puedan pedirles y sea una forma fácil y sencilla de desayunar o merendar. Se trata de alimentos como la bollería industrial, procesados de baja calidad nutricional y con una gran cantidad de azúcares añadidos, además de grasas refinadas, harinas blancas o sal.

Su escaso valor nutricional, al mismo tiempo, choca de frente también con el hecho de que suelen desplazar alimentos básicos de verdadero interés en nuestra dieta. Obviamente, es mucho mejor comer una pieza de fruta para merendar que no un croissant, por poner solo un ejemplo. Como decimos, la SEDCA incide en que siempre deben evitarse, pero ahora mismo todavía más. La lista negra -por decirlo de alguna manera- la conformarían los siguientes alimentos:

  • Bollería industrial
  • Galletas
  • Dulces
  • Los refrescos
  • Comida precocinada
  • Pizzas
  • Carnes procesadas
  • Embutidos

Está claro que hay que ser estrictos con la no ingesta de este tipo de alimentos. No obstante, también es cierto que por “pecar” un día tampoco pasa nada. Hay que entender la singularidad de la situación en la que estamos envueltos y quizás también podemos plantear uno de estos alimentos como un pequeño premio -que rompa la rutina- para los más pequeños del hogar.

ACTIVIDAD FÍSICA
Llegados a este punto, sabemos qué debemos comer y la importancia de un plan de comidas que incorpore los diferentes menús a 3-4 días vista para poder tener todos los ingredientes necesarios y cocinarlos como toca. Pero esto no es todo. La actividad física de los niños y las niñas, encerrados en casa, se verá reducida de forma significativa. No correrán por el patio del colegio, no irán caminando del centro escolar a casa ni tampoco podrán disfrutar de sus respectivas actividades extraescolares.

Así las cosas, van a quemar muchas menos calorías, ya que se moverán considerablemente menos. Este extremo también debemos tenerlo en cuenta a la hora de buscar un equilibrio en las diferentes comidas. Pero no es menos cierto que también tenemos que intentar planificar sesiones de ejercicio físico en familia para que los niños y niñas puedan activarse. Incluir esta rutina en el día a día, y hacerlo de una forma divertida y amena, será clave para que los pequeñas se sientan motivados.

Información de contacto: www.nutricion.org

Noticias Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *